Inicio / Coyuntura / Canchas con césped sintético en El Alto: ¿Para qué y para quiénes?

Canchas con césped sintético en El Alto: ¿Para qué y para quiénes?

44 terminadas 8 en ejecución y 12 en proyecto son las canchas sintéticas de fútbol que existen y que se proyectan en la ciudad de El Alto, de acuerdo al informe de Luis Edgar Maráz, Director de Promoción del Deporte del Gobierno Autónomo Municipal de El Alto.

El Alto se empieza a pintar, cuando uno mira le territorio alteño desde Google Earth, aparecen en los mapas puntos verdes, señal que por ese barrio existe una cancha sintética de fútbol. Obras construidas en el marco del proyecto Evo Cumple y por las mismas gestiones de la Alcaldía de El Alto.

Las Juntas Vecinales y las Ligas Deportivas son las más interesadas, ya que al momento de entregarse la obra, estas instancias son las que administran cada campo deportivo.

¿Pero quienes se benefician realmente de estas obras que llegan a un presupuesto de 3 millones de bolivianos? ¿Son los niños y los jóvenes alteños? Son preguntas que al parecer no responden a los interés por lo que se construyeron las obras de bien público.

En un recorrido por las canchas sintéticas, se pudo evidenciar que usan las canchas, un grupo de hombres adultos, dispuestos a pagar 100 Bs. la hora en desmedro de los miles de niños y jóvenes que no cuentan con esa plata. Alguna que otra cancha, abre sus puertas bien temprano o bien tarde, cuando la noche llega.

Otro problema, es la ausencia de una cultura deportiva, porque hay una vieja y mala costumbre en las canchas de los barrios, de mezclar el deporte saludable con el consumo dañino de bebidas alcohólicas. No es novedad ver a los futboleros tomar cerveza después de los partidos de fútbol, sin importan el resultado del encuentro. Gane, empate o pierda no interesa.

Una Ordenanza Municipal prohíbe el consumo de bebidas alcohólicas a una distancia de 300 metros alrededor de las canchas deportivas. Pero nadie hace caso y ésta mala práctica se reproduce en casi todas las canchas de fútbol y todos los fines de semana.

Entonces nuevamente surgen las preguntas ¿Para qué se construyen nuevas canchas de fútbol sintético? ¿Se piensa realmente en promocionar a nuevos talentos del fútbol nacional? ¿Qué se busca, cuál es el horizonte?.

Mientras tanto y por lo que se ve cotidianamente, las canchas sintéticas seguirán pensadas para el lucro, para alocadas jornadas de borracheras y para que los niños y jóvenes sigan conversando tras la protección del alambrado de la cancha, pensando quizás: “Mejor eran las canchas de tierra, pues allí no había que pagar y se jugaba el rato que uno quería…”

El Alto es un sembrador de canchas sintéticas, sin sentido y coherencia.

Nota escrita por Vladimir Alejo

Acerca de Redacción Central

Ver también

Machismo en Los Andes

La obligaron a firmar un documento por el cual debería pagar de manera mensual 2.000 …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *