Inicio / Coyuntura / Ser invidente no impide trabajar, conoce la historia de Genaro Limachi

Ser invidente no impide trabajar, conoce la historia de Genaro Limachi

“No ver no impide seguir, permite soñar”

Caminando lentamente alrededor de un bus azul, por la avenida Juan Pablo II frente al Tránsito en la Ceja de El Alto, Genaro Limachi de 49 años, persona no vidente de aproximadamente 1,65 metros de altura, con la mano izquierda poniendo a lado de su boca vocea ¨a la Pérez, Pérez, ya sale, ya sale¨, y en la otra lleva su guía (bastón para ciegos) parecido a un tubo de plástico color plomo.

De lunes a viernes en el mismo lugar trabaja rodeado de buses y minibuses, con una gorra roja que le cubre gran parte de su frente, cejas gruesas en forma de montañas, y sus ojos ocultos detrás de dos pequeñas ventanas que combinan con su piel canela.

Vida y trabajo de Genaro Limachi, voceador en la Ceja de El Alto

luz

Genaro desde 1997 hasta el 2004 trabajó de chófer en el sindicato Villa Victoria, el 1 de mayo ¨Día del trabajador¨ dio con su minibús cinco vueltas en su ruta, y cuando llegó a su parada, una señora de pollera que llevaba bultos junto a otras personas, insistieron que los lleve hasta la zona Garita de Lima, y él con un gesto solidario los llevó en su movilidad.

En el recorrido, una señora de vestido negro corrió y se interpuso en el camino, Genaro para no atropellarla tuvo que girar el volante rápidamente y chocó con un poste de luz en la avenida Baptista, el impacto rompió el parabrisas e hizo que un pedazo de vidrio le llegue encima de la frente causándole una herida que lo dejó desangrado.

Lo llevaron rápidamente al hospital y él no contaba con SOAT (Seguro Obligatorio contra Accidentes de Tránsito), sólo le hicieron un pequeño tratamiento. Noviembre del mismo año Genaro tiene que ser llevado a Cuba para ser operado, pero para su mala suerte, le llamó al celular el ex Defensor del Pueblo, Waldo Albarracín, le informó que no viajará porque hay huracanes y el avión no podrá aterrizar, pasaron dos semanas y un represente del Gobierno de Carlos de Mesa, optó para que le operaran en el Hospital del Tórax, y fue ahí donde seis cubanos (dos mujeres y cuatro varones) lo atendieron.

En unos días se enteró que los médicos que le hicieron la operación fueron personas que sólo hacían sus pasantías porque estaban por titularse, ellos le rompieron la retina y no le extrajeron el ojo derecho que estaba afectado, con el pasar del tiempo su otra vista presentaba molestias y empezó a ver paulatinamente borroso.

El 2009 fue nuevamente al hospital del Tórax y allí los doctores Omoroso y Americ le regañaron del por qué no se hizo extraer el ojo dañado, y en el mismo año perdió la otra vista.

Su concubina lo abandonó, le dijo que era un estorbo y que no podía estar cuidando siempre de él, Genaro se sintió sólo (porque su madre murió en 1988 y su padre en el año 2000 y sus hermanastras no lo apoyan), pero unos amigos lo llevaron al centro Santa Cecilia ¨donde rehabilitan a las personas ciegas¨ una institución sustentada por el Estado. La rehabilitación es de tres años, pero Genaro en el lugar se quedó por dos. Le enseñaron braille (escritura a través de puntos sobresalientes en el papel), cocinar, tejer, jugar fútbol y también a caminar sólo en la calle para que pueda adaptarse. Desde aquella vez, él trabaja de voceador de lunes a viernes.

Actualmente él vive con su esposa Francisca Tancara de 35 años (no vidente) en una vivienda alquilada junto a sus cinco hijos por parte de su señora. Los adolescentes estudian en colegio y ellos trabajan para darles de comer. Ella empezó a trabajar en la Alcaldía Central de la ciudad La Paz de lunes a viernes, y Genaro de voceador, pero él también aprovecha los fines de semana para asearse y vender tarjetas en la calle Tiwanaco los sábados, y domingos en la feria 16 de Julio, ellos realizan estas labores porque el gran sueño de ambos es tener su propia casa.

Centro de rehabilitación Santa Cecilia

luz 2

Uno de los centros de rehabilitación que hay en la ciudad de La Paz es el Instituto Santa Cecilia que se fundó, el 22 de noviembre de 1961 ubicado en la ciudad de La Paz, zona Norte avenida América, esquina Laja, No 501.

Según la directora del Instituto Santa Cecilia, Nancy Valencia, el lugar cuenta anualmente con 50 a 55 no videntes, entre ellas sólo personas jóvenes y adultos mayores, la rehabilitación no tiene costo alguno, porque depende del Gobierno. El instituto cuenta con diferentes áreas; Orientación y Movilidad, Sistema Braille, Actividades de la Vida Diaria, Expresión y Creatividad y Área de Música.

Según el Instituto Nacional de la Ceguera en La Paz, los datos presentados el 2014 son de 1.114 no videntes.

La Ley y beneficios

En cuanto a la Constitución Política del Estado, Sección VIII ¨Derechos de las Personas con Discapacidad¨. El artículo 72 dice, ¨el Estado garantizará a las personas con discapacidad, los servicios integrales de prevención y rehabilitación así como otros beneficios que se establecen en la ley como el artículo 70.¨

También el artículo 71 dice que, ¨se prohibirá y sancionará cualquier tipo de discriminación, maltrato, violencia y explotación a toda persona con discapacidad¨; sin embargo, los no videntes que trabajan independientes son tratados de ciegos, según Genaro, no hay como denunciar a las personas que los discriminan.

¿Cómo una persona contrae ceguera?

A unos pasos de la Fuerza Aérea ¨Base¨ de El Alto, se encuentra la clínica ¨Operación Milagro¨, de puerta naranja, paredes azules en la avenida Juan Pablo II. Al entrar se ve el piso de azulejo blanco, pared de ladrillos, unas sillas de ocho filas (Donde pacientes sentados esperan su turno para ser atendidos.). Tres puertas, dos que miden 80 centímetros de ancho aproximadamente y la otra de un metro siendo la más grande.

Entrando por la puerta más ancha hay un pasillo donde se puede observar sillas plomas y los diferentes consultorios de atención, al llegar casi al final de las paredes blancas del lugar a mano izquierda está la Dirección y quien se encuentra allí, la doctora Zayli Rodríguez, de guardapolvo blanco, mujer de nacionalidad cubana, cabello ondulado y recogido hacia atrás, ojos del tamaño de dos limones e iris negros como ver el mar en la oscuridad.

La doctora de la clínica ¨Operación Milagro¨ Zayli Rodríguez, mencionó dos causas del por qué las personas contraen ceguera, las Congénitas y Adquiridas.

¨La ceguera congénita es a causa de la ausencia del globo ocular en el nacimiento, ausencia de apertura de los parpados, infecciones adquiridas durante el embarazo, hay causas de ceguera congénitas que se puede contagiar mediante el parto, cuando el bebé pasa por el canal vaginal y la vagina tiene infección, los gérmenes pueden colonizar y afectar el ojo, también puede afectar y mal formar el globo ocular la ingestión de medicamentos¨, detalló Rodríguez,

¨La ceguera adquirida es aquella que se la obtiene ya sea por un golpe o un mal cuidado de los ojos, en las personas la primera causa es la Catarata, es la principal causa de ceguera reversible en el mundo, una vez operado el paciente recupera una gran parte de la visión, otra causa de la ceguera que no es reversible es la enfermedad de Glaucoma, puede ser congénito o adquirido, esta enfermedad si se diagnóstica en edad temprana de la vida puede ser controlable, una vez que se pierda la vista no hay tratamiento que haga recuperar la visión¨ explicó la doctora.

Periodistas: Roger Luis Paredes Villena
                         Lourdes Callizaya Quispe
El Alto, Otro periodismo es posible

Acerca de Lourdes Callizaya

Ver también

Machismo en Los Andes

La obligaron a firmar un documento por el cual debería pagar de manera mensual 2.000 …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *