Inicio / Derechos Humanos / Tiempo de Cuaresma, tiempo de reflexión…

Tiempo de Cuaresma, tiempo de reflexión…

Con un acto religioso católico comenzó la cuaresma, tiempo para meditar, donde la palabra de Dios nos invita a reflexionar, sobre nuestro comportamiento en este mundo y sobre nuestra finalidad en ella. Jesús afirmó que “lo que haces al más pequeño de mis hermanos lo haces a mí, la verdadera religión es aquella que da comida al hambriento, ropa al desnudo, cobijo al extranjero, socorre a la viuda como a los huérfanos” en si estas palabras del hijo de Dios, son lo más político y revolucionario que un ser humano está obligado a cumplir, pero bajo el principio del “libre albedrio”

En este mes se conmemora o recordamos, el día internacional de la mujer, el día del Padre, los asesinatos a dos sacerdotes católicos; Luis Espinal Camps en La Paz- Bolivia y Oscar Arnulfo Romero en San Salvador, la invasión y consiguiente pérdida de territorios a causa de la guerra con Chile.

¿Pero, qué relación existe entre estos acontecimientos? puede ser relacionada por diversas opciones de interpretación, Económica, Política, Social, Cultural, Teológica, Jurídica, Pedagógica, Histórica y vaya usted a elucubrar más opciones, pero el hilo que los une es tan transparente que el nombrar la hebra de la telaraña basta para ejemplificarla, en si misma estamos refiriéndonos del hilo de la VIDA.

Se inició esta reflexión afirmando que con un acto religioso comenzó la cuaresma, donde la palabra de Dios nos invita a reflexionar sobre nuestra finalidad en este mundo, un mundo que tiene sus miserias como sus glorias, es así que el sujeto de su historia y la historia es un ser humano, visión antropocéntrica que olvida, niega o encubre a otra entidad que es la expresión de la vida misma.

La persona o ser humano que valora la vida y entiende el valor de vivir comprenderá que la lucha de las mujeres por el respeto a su dignidad tuvo que pasar por la fragua del sufrimiento, del sacrificio personal y colectivo, en el presente varias mujeres hacen suyo el ejercicio de los derechos Civiles, Políticos, Económicos, Sociales y Culturales, pero desconocen la lucha histórica de las mujeres que las precedieron para lograr el ejercicio de esos derechos. Los hombres fueron hijos, fueron criados y formados como hombres, se enamoraron de una mujer procrearon un nuevo ser y se convirtieron en padres, son responsables de la vida de sus hijos pero algunas veces algunos hombres olvidan que evolucionaron en el vientre de una mujer “su madre”.

Los sacerdotes asesinados comprendieron que vivir sin mirar la realidad y callar es lo mismo que morir en vida, no quisieron ser mártires pero su labor de denuncia a las injusticias cometidas por mujeres y hombres poderosos, además de poner el dedo en la llaga de la maldad, los encamino a su cruel muerte. Los dos sacerdotes católicos, fueron procreados en el vientre de una mujer real y concreta, nos acordamos del nombre de los hijos y no del nombre de sus madres o padres.

La guerra, que es la negación de la vida toda, el desprecio al otro u otra, donde se considera que la otra o el otro es enemigo, quien debe ser discriminado racialmente y eliminado con actitudes que justifican toda crueldad humana, la invasión o guerra con Chile nos recuerda este padecimiento creado por lo humano, no por todos los seres humanos sino por algunos que teniendo intereses egoístas de poder político y económico utilizaron a otros para saciar sus intereses individuales o de grupo, en la guerra algunos hombres son considerados héroes ya sea por la cantidad de muerte que promovieron o por la forma valerosa de morir, el sufrimiento del hijo muerto o del esposo recayó sobre las madres de los dos quienes lloraron por la vida perdida.

Pero la persona milenaria olvidada en estos relatos históricos, la negada o la encubierta, la que tiene la función de promover la vida toda, quien con sus frutos da vida a toda persona individual, grupal, comunidad o nación, es la naturaleza, es gaya, es la madre tierra, es la Pachamama. Persona milenaria que en estos tiempos debe de ser re-valorada, ella es quien al final de nuestra efímera existencia nos recibirá.

El 8 de marzo además de ser el reconocimiento de los derechos de las hijas de la madre tierra, también debería ser de Ella, Al celebrar el día del padre debería recordarse además la labor procreadora de la mujer quien dio la vida a ese padre, pero también del ser que les dio sus frutos para que vivan y es Ella. Al recordar la trágica muerte de los dos sacerdotes católicos, se debería honrar la memoria de sus madres y a quien les proporciono los alimentos para vivir, que también es Ella.

Al recordar la invasión y guerra con Chile, con marchas o desfiles cívicos rindiendo homenaje a determinados héroes, se debería rendir homenaje a las madres que parieron a los soldados quienes murieron en los campos de batalla, a quien los alimento con sus frutos hasta el final de su existencia los cobijó en su seno, que también es Ella. Necesitamos des-aprender lo aprehendido y re-crear una renovada relación con la Pachamama o Madre Tierra: la contradicción per-formativa o paradoja de la racionalidad moderna con sus apóstoles Desarrollo y Progreso es que formaron seres humanos concretos y reales (individualista y autómatas) hijos e hijas que ahora están matando a la madre (Gaya, Madre Tierra, Pachamama) si Ella muere o se extingue también sus hijos e hijas, es decir la humanidad toda o la vida toda.

Entonces el tiempo de la cuaresma, el tiempo de reflexionar del por qué estamos aquí, del cual es nuestra finalidad, tiene una simple respuesta, es promover la VIDA TODA, no solo la individual, la comunitaria o nacional, es proteger y promover la vida de la Madre Tierra o Pachamama, e hay un misterio revelado que la ciencia constantemente trata de desconocer, menospreciar y encubrir. Jesús ilustro la protección y promoción de la de la vida con ejemplos concretos y reales.

“Bendita madre tierra, la esencia de la vida está contigo, bendita tu eres entre toda la obra de la creación y benditos son los frutos que nos das todos los días, pachamama, madre de la humanidad, ruega por nosotros tus hijos ahora en la vida y en la hora de nuestra muerte”

Acerca de David Inca

Ver también

Machismo en Los Andes

La obligaron a firmar un documento por el cual debería pagar de manera mensual 2.000 …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *