Inicio / Derechos Humanos / DERECHOS HUMANOS “YO SOY, SI TU NO ERES – YO VIVO, SI TU MUERES”

DERECHOS HUMANOS “YO SOY, SI TU NO ERES – YO VIVO, SI TU MUERES”

 

Estas líneas son para presentar la temática de los derechos humanos desde otra visión, no la acostumbrada argumentación académica, que lo único que demuestra es repetir sin cuestionar la teoría de los derechos humanos desde la mirada del intelectual dominador o superior, por esa razón la pregunta implícita es ¿Porque pensamos lo que pensamos cuando pensamos? .

La hipótesis de la cual se puede deducir que los derechos humanos fueron inaugurados con la llegada de los Españoles al ABYA YALA tiene una primicial fuente la HISTORIA (crónicas del vencedor hacia la victima) donde se describe que el primer imperio del inicio de la era moderna fue España, luego Francia, Inglaterra y Estados Unidos (hoy el nuevo siglo cuenta una tripolaridad) Imperios que utilizaron varios principios o valores fundacionales de dominación, que paradójica-mente negaron los derechos humanos de los denominados indios, seres humanos que fueron utilizados para su propio desarrollo y progreso conformando de esa manera su estilo de vida dominante, excluyente, discriminador, competitivo, egoísta, codiciosa y racista. La historia nos presenta que la idea de desarrollo y progreso solo puede ser materializada en las ciudades modernas, negando sistemáticamente a  los pueblos o comunidades (Ayllus, Marcas, Suyos). En las ciudades se valora lo material, lo cuantitativo y lo individual, mientras que en los pueblos o comunidades se valora lo cualitativo y lo común. La ilusión o el mito de que sólo en las ciudades se progresa y se tiene derechos humanos nos demuestra una verdad discriminadora y racista de superioridad, según las investigaciones sociológicas y antropológicas del pensar superior, en las ciudades viven sujetos desarrollados o personas modernas, por el contrario las personas subdesarrolladas viven aferradas a sus tradiciones del pasado, quienes viven en sus comunidades se niegan a desarrollar y progresar. Para que este modelo o proyecto de vida sea creíble, se lo construye sobre la base de los bienes materiales, sobre la posesión de tecnología que sólo se obtiene en las ciudades con la idea del progreso (moderno desarrollo productivo) siendo consideradas como verdades absolutas o leyes naturales del mercado (mano invisible del mercado) que inevitablemente se las tiene que cumplir. Esta forma de pensamiento tiene una fuente primaria, LA CODICIA, cuando este pensamiento es aprehendido (por medio del miedo y la muerte) es ejercida al pie de la letra por la víctima y el pueblo dominado, es además considerado como natural y por tanto es definido como indiscutible, estamos en presencia de un ciudadano u organización civil o social colonizado en sus pensamientos, es decir, la codicia es mas importante que la vida toda.

A partir del mes de octubre 12 de 1492 la historia fue escrita utilizando la violencia, el miedo, el genocidio, el robo, la mentira y la muerte. DOS principios siendo UNO de superioridad fueron desarrollados para desgracia de millones de seres humanos, principios que hoy en día son utilizados tanto por gobernantes democráticos de izquierda o derecha y por todo el aparato Estatal que lleva hace más de 500 años practicándolo, mejorándolo y adaptándolo. Cada que el soberano o pueblo empieza a cuestionar el uso negativo del poder delegado en las elecciones “Democráticas” estos principios son utilizados para callar la protesta popular, este ÚNICO principio dominante es utilizado amparándose en la Ley, el Estado de Derecho y paradójica-mente algunos líderes populares lo defienden en acciones de injusticia:

“YO SOY, SI TU NO ERES – YO VIVO, SI TU MUERES”

Un mundo de la vida fue progresiva y sistemáticamente exterminada desde octubre de 1492, en los primeros 50 años de conquista; 185 mil  kilos de Oro, 133 millones de kilos de Plata, fueron robados, 60 millones de Negros sacrificados, 90 millones de indios exterminados. Este sistemático sacrificio humano, estos robos fueron y continúan siendo el CAPITAL INICIAL de lo que ahora conocemos con la denominación del PRIMER MUNDO DESARROLLADO. La codicia por el oro y la plata demostró que este proyecto de vida solo busca enfatizar la codicia y la superioridad de la raza del blanco sobre el indio, la vida de los naturales fue menospreciada, la libertad de los nativos fue suprimida y convertida en objetos, la dignidad de los indígenas fue desconocida y pisoteada hasta el punto de considerarlos sin alma, cuerpos de mujeres, hombres y niños mutilados y usados como alimentos de perros amaestrados para matar. El genocidio hacia los judíos en la segunda guerra mundial, es recurrente-mente utilizado para borrar de la memoria humana el genocidio ocurrido en el denominado “Descubrimiento de América” que fue ejecutado por el conquistador, luego por el colono Europeo y posteriormente por el Criollo. Lo que nos interesa del relato histórico es comprender sobre qué valores (derechos humanos) los conquistadores y colonizadores afirmaron su voluntad de  proceder, su actuar y en última instancia justificar las matanzas practicadas, las discusiones de Bartolome de las Casas y Guines de Sepulveda, demuestran la fundamentación axiológica del genocidio y la misericordia humana. Estamos hoy practicando inconscientemente los valores propios de los conquistadores que por más de 500 años nos hicieron repetir hasta ser consideramos tan natural que estos anti-valores humanos justifican la dominación, la superioridad de unos frente a otros. Sin el riguroso análisis o apropiada reflexión, recreamos todos los días un proyecto de vida perverso, que es practicado por un modelo de ser humano a la imagen y semejanza del europeo que tiene como principios menospreciar la vida del conquistado y valorar la vida del conquistador, despreciar la vida de la víctima y honorar la vida del victimario.

Para comprender los valores de los derechos humanos, es necesario ligarlo o relacionarlo con los valores universales e indivisibles de VIDA, DIGNIDAD, LIBERTAD Y JUSTICIA; que elevan la vida del ser humano como fundamento de principios ético – morales y no sobre la base económica que considera que el dinero es el fin en sí mismo, por el cual una persona o grupo de personas solamente pueden progresar o desarrollarse, error o equivocación planificada por un grupo de seres humanos llenos de codicia, este pensar promociona a la economía de mercado (liberalismo – neoliberalismo) donde la persona que tiene dinero o capital es considerada la mejor, el emprendedor, el ganador, el exitoso, en otras palabras es alguien en la vida y las personas que no se adaptan a este pensar son considerados unos fracasados, por ejemplo una letra de una morenada dice “cuanto cuestas cuento vales amor mío…” lo grave es que es considerada como cultura ancestral.

Los derechos humanos, son en definitiva una constante lucha por la vida, la dignidad, la libertad y por justicia; el principio de todo principio humano es la vida en el nacimiento, la vida es protegida y es continuada por nuestra descendencia, la lucha por la vida es constante, el reclamo y cumplimiento de los valores humanos no concluyen por la aprobación de una Ley, su cumplimiento es exigido cuando no se la cumple o acatada por los servidores públicos quienes deben ser los primeros en cumplirlos, estos valores humanos son universales e indivisibles, cada valor es complementario e integral del otro, al exigir el cumplimiento de un valor se reclama automáticamente por los demás valores. Con el pasar del tiempo en el desarrollo humano, estos valores fueron convertidos en principios ideológicos, políticos, filosóficos, jurídicos, teológicos y sociales, luego pasaron a ser considerados derechos fundamentales de toda constitución política.

Es necesario afirmar que los únicos que violan los derechos humanos son los servidores públicos (con la nueva Constitución Política hasta los dirigentes o lideres de organizaciones sociales) los habitantes o ciudadanos de un Estado sólo cometen delitos específicos, faltas o contravenciones, los servidores públicos poseen circunstancial-mente un poder temporal y cuando usan o abusan de ese poder para cumplir sus intereses codiciosos en desmedro del bien común es considerado como violación a los derechos humanos.

VALORES HUMANOS:

VIDA.- Es el fundamento de nuestra existencia, en el diario vivir nos desarrollamos; física, psicológica, biológica, cultural, política, jurídica, religiosa y filosóficamente, es el primer valor protegido y reclamado, fue motivo de revoluciones, de guerras de independencia o acciones de desobediencia social, civil o popular. La vida comienza en la concepción y termina con la muerte, la vida fue y es motivo de sacrificios de padres hacia los hijos o de hijos hacia los padres, este valor no tiene precio, resulta ser un valor y principio ético – moral absoluto. El valor vida no puede ser exclusivo sólo de los seres humanos conocidos como ricos o pobres, hacen parte a todo ser viviente de esta tierra y de la madre tierra. Entonces el fundamento de todo fundamento es la vida toda, no solo de los seres humanos.

DIGNIDAD.- Este valor afirma que ningún ser humano debe ser maltratado, humillado, menospreciado, ofendido, torturado, discriminado, la dignidad se complementa con la libertad y con la vida misma, ya que todo ser humano no debe vivir en constante desprecio o discriminación, este valor destaca las diferencias, capacidades y cualidades de cada ser humano por ser único e irremplazable es así que dignidad y libertad tienen como fuente la vida, se entiende también que vida digna es aquella donde todo ser humano goza de todos los servicios básicos sin obviar los beneficios que otorga la naturaleza. La vida digna fue reclamada desde que un ser humano esclavizó u otro ser humano, ya sea del mismo género o no, el desprecio a la vida del otro apareja un modelo de vida sobre la base de la discriminación, la superioridad, la competitividad, en última instancia de intolerancia y desprecio a un par de la familia humana.

LIBERTAD.- Este valor complementa el valor de la vida, la vida sin libertad es sinónimo de esclavitud, de servidumbre; también se lo denomina en el ámbito jurídico de Libertades Fundamentales; como el expresar ideas, difundir opiniones, elegir, decidir, aceptar, rechazar, disentir. Cada ser humano elige como vivirá en esta tierra o como vivirá su vida, elige formarse o capacitarse, elige una profesión, decide asumir obligaciones o responsabilidades, decide asumir una posición ideológica, política, teológica, cultural y filosófica. La libertad complementa a la vida, los dos valores son indivisibles e universales. El modelo de vida o proyecto de vida de una ideología necesariamente debe ser el Liberar a los seres humanos del temor, del miedo, la miseria o toda forma de opresión, por tanto un proyecto de vida político que tiene como fundamento el miedo es reflejo del pensamiento de dominación, discriminación y en última instancia de racismo.

JUSTICIA.- Toda persona trata de vivir sin problemas, sin dañar, sin maltratar, lastimar o agredir a otro ser humano en sus sentimientos o físicamente, se intenta actuar en justicia y elegir decisiones que no sean considerados injusticias, pero cuando algún servidor público prohíbe alguna libertad, mella la dignidad de otra persona o menos precia la vida, se activa este valor que puede enfrentar obstáculos que se considerarían insuperables, al reclamar justicia se reclama por la vida que fue agredida, la libertad que fue menospreciada y por la dignidad que fue humillada, este valor es universal e indivisible y marca una línea ético – moral. Se exige justicia cuando otro ser humano con poder usa y abusa del poder que tiene, en especial cuando esta persona tiene un cargo jerárquico circunstancial en alguno de los órganos (poderes) del Estado. La historia nos demuestra que toda injusticia se inició por la codicia de una persona o un grupo de personas, codicia por riquezas, codicia de poder, codicia de prestigio, codicia de recursos naturales. Por tanto la justicia hace frente a la codicia que fácilmente desprecia la vida, la libertad y la dignidad de otras personas.

RESUMIENDO.- Estos cuatro valores son la fuente primaria y fundamental de los derechos humanos y son la base del desarrollo humano, son por tanto objeto de una constante lucha, pero ¿lucha contra quien o quienes?, reiteramos que es una lucha contra toda persona o grupo de personas que ejerce autoridad (servidores públicos civiles o uniformados) personas  que tienen poder; económico, político, jurídico, militar, policial, teológico, además de poseer alguno de estos poderes usan y abusan de ello de forma “maliciosa o codiciosa” hoy es denominado a nivel mundial de “violación a los derechos humanos”, definiendo como violación a los derechos humanos cuando alguno de los cuatro valores universales e indivisibles son restringidos, suprimidos, menospreciados, prohibidos, discriminados por medios ilegales o legales, por un decreto supremo, ley, resolución administrativa, disposición jurídica o por usos y costumbres impuestos (asimilados), es así que el comportamiento injusto de algún servidor público presenta y representa a una persona que sabiendo que su actuar no es ético-moral igual lo hace ofendiendo de esa manera los valores humanos inherentes a cada ser humano, llamado también derechos fundamentales. Los cuatro valores complementan los derechos humanos y desarrollan al ser humano cualitativamente (es necesario incorporar los valores anacestrales: No mentir, No ser Flojo, No ser mentiroso, vivir bien, armonía, equilibrio…)

La acumulación de bienes, la competitividad, la discriminación, el racismo, el uso del miedo y en definitiva la codicia que formalmente presenta una persona o grupo de personas como superior frente a otras personas, son anti-valores que son utilizados para devaluar los cuatro valores y otros ya mencionados; la codicia promueve el progreso o desarrollo productivo cuantitativo sobre los derechos humanos que son cualitativos.

ANTI VALORES HUMANOS:

CODICIA.- Justifica la posesión de bienes muebles o inmuebles a como dé lugar actuando deshonestamente o aprovechando la oportunidad con el lema “los medios justifican los fines” además de justificar la defensa irracional de la propiedad privada individual o colectivamente, forma un individuo calculador de acuerdo a sus intereses egoístas, llegando a considerar a la competencia como una virtud de ganadores frente a los perdedores; la vida, la libertad, la dignidad y la justicia son menospreciados, son considerados una molestia. Para este ser humano colonizado por estos anti-valores, es permitido matar o destruir a la naturaleza para lograr su propio desarrollo económico personal, mientras más bienes se poseen, se cree que es mejor ser humano, la cantidad y no la calidad es valorada. La codicia lleva consigo un elevado egocentrismo e individualismo al considerarse el único con capacidades para desarrollar y hasta afirmar que solo nació y solo va a morir.

MACHISMO.- “El hombre no llora, el nombre puede beber alcohol, el hombre puede conquistar varias mujeres, el hombre puede viajar o trasladarse a cualquier lugar, las mujeres sólo sirven para procrear, tienen que atender al marido, son lloronas, su único espacio es la cocina”. Afirmaciones que demuestras la superioridad del hombre sobre la mujer, la dominación, la competitividad y la constante necesidad de poseer hace indivisible su relación con la codicia. Los conquistadores violaron a las indias, olvidándose de los hijos procreados despectivamente denominados mestizos, bajo este anti-valor un hombre puede ser líder, jefe, comandante, presidente. Las mujeres bajo este criterio son menospreciadas en todos los niveles, aunque la democracia disponga formas de elección igualitarias o paritarias, el liderazgo del hombre dominante ara lo posible para que el liderazgo de la mujer no sea apreciada, el uso de las amenazas puede convertirse en violencia tan fácilmente que la justicia en la mayoría de los casos protege al victimario y re-victimiza a la víctima. Teológicamente hasta Dios es masculino y la misma biblia ordena que las mujeres deban obedecer a sus maridos.

EL RACISMO.- Punto central y neurálgico de este anti-valor es que presenta a una raza superior y otra inferior, el superior siempre es el dominante, el macho que no le tiene miedo a nada ni a nadie, ese ser individualista que no llora y desprecia al débil, mira al otro ser humano no como humano, lo ve como un ser incompleto en la evolución y por tanto debe ser formado con los propios valores del dominante, el otro es considerado objeto y no sujeto. Los imperio Europeos han demostrado efectivamente esta idea de superioridad frente a otras culturas o naciones, superioridad que tiene un argumento teológico al afirmar que son los elegidos de Dios para cumplir la tarea de civilizar o llevar la fe a los infieles y salvajes. Luego de 500 años de pedagogía dominante algunas naciones indígenas aprehendieron este anti-valor y se comportan de la misma manera que él dominador, menospreciando a otras culturas o naciones, considerándose superiores y los otros inferiores, el racismo ejercido por un indígena también puede ser observado discriminando a su par por razones discriminatorias. La trata de personas es un claro reflejo de este anti-valor, en las familias se observa este hecho cuando una familia se cree mejor que las otras o cuando se inculca a un hijo o hija que es mejor que los demás niños y niñas.

EL MIEDO.- El uso del temor y del miedo por parte de una persona o grupo de persona demuestra que se actúa para reforzar actitudes machistas, racistas y por codicia, debido a la individualidad, la competitividad y para evitar la unidad de las victimas el uso y abuso del miedo es un método utilizado por una persona o grupo de personas que ocasionalmente tiene poder ya sea por ser servidor público o poseer poder económico, político, religioso, sindical, profesional, militar y policial. El extremo del miedo es la violencia sicológica o física, este anti-valor utilizado por los padres forma personas temerosas de afrontar la vida, personas que no quieren volar del nido y vivir hasta las últimas consecuencias con sus padres aunque estén casados. Los gobiernos de derecha y de izquierda por medio de su sistema educativo forman personas utilizando el miedo que se materializa en la amenaza del castigo, una sociedad temerosa es precisamente lo contrario de una sociedad libre, el ciudadano es un ser humano que reclama y exige sus derechos, un súbdito acepta sin reclamar y repite la consigna que lanza un gobernante sin valorar si esa consigna es moral e inmoral.

LA COMPETITIVIDAD.- Educaron a nuestros abuelos, a nuestros padres y luego a nosotros que debemos ser los primeros en todo, que el segundo o tercer puesto no sirve para nada, debemos ser ganadores, el obtener la mejor nota en los estudios, demuestra que el conocimiento es poder, da dinero y somos buenos para algo, constantemente nos instruyen en ser competitivos, no es bueno ayudar a un compañero de curso, no es bueno apoyar a un desvalido, no es bueno colaborar porque lo colaborado nunca es devuelto, mientras más bienes materiales tengas o títulos académicos mejor aún mucho dinero eres gente y todos deben respetarte, la verdad es que más se valora lo material que la dignidad del ser humano. La  competencia hace aflorar en nosotros el uso del miedo y la violencia, el egoísmo, el machismo y en última instancia la discriminación o el racismo, que menosprecia la vida, la libertad, la dignidad y el sentido de justicia que tiene otro ser humano, la competitividad nos vuelve seres calculadores cuanto doy cuanto gano.

LA MENTIRA DEL MODELO DEMOCRATICO

Tanto los gobiernos de derecha como de izquierda aplican al interior de sus estructuras los anti-valores descritos, el sistema mundo dominado por la economía neoliberal también usa y utiliza para sus fines perversos estos anti-valores, nuestros pueblos indígenas fueron contagiados con estos anti-valores, nosotros mismos aplicamos en nuestras vidas estos anti-valores. La democracia es un método muy sutil para que estos anti-valores perduren sin ser cuestionados, sean defendidos y promovidos con mucha naturalidad humana, los argumentos para que estos anti-valores sean aceptados sin critica es que el ser humano es eminentemente egoísta, individualista y competitivo, que no existe colectividad humana solidaria, menospreciando el trabajo amoroso hecho por los padres hacia sus hijos o viceversa. La mentira del modelo de dominación racial de los imperios es precisamente llevarnos a su redil y forzarnos a caminar su propio sueño de superioridad discriminadora, así ellos perpetúan su dominación sin necesidad de su presencia, ahora el método de dominación está en la forma de pensar adquirido por más de 500 años. Es posible recrear un mundo donde los valores humanos prevalezcan y los anti-valores sean disminuidos. Es posible recrear actitudes humanas sobre la base del respeto a la naturaleza, a la madre tierra, acción que demostraría la relación de la madre con los hijos de la naturaleza, somos una raza, la raza humana que tiene muchos colores y diversos sentimientos reflejados en canciones, poesías, pinturas, música y toda forma de arte que necesariamente afirma la vida, la libertad, la dignidad y justicia. Es posible AFIRMAR;

“YO SOY, SI TU ERES – YO VIVO, SI TU VIVES

Este humilde aporte es para trabajar la descolonización, para vivir bien y reflexionar sobre cómo estos anti-valores influyen en nuestra propia vida, si en nuestro diario vivir ejercemos estos anti-valores de manera natural estamos en presencia de una persona colonizada, por tanto es necesario preguntarnos “¿porque pensamos lo que pensamos cuando pensamos?” Saber cómo nos colonizaron es descubrir el hilo de ariatna para emprender camino hacia la descolonización, hacia la libertad plena, no hacia la emancipación. La finalidad de la descolonización es negar toda forma de dominación que tiene un fundamento racial hacia otra persona y hacia la madre tierra, una Ley o Decreto no podrá descolonizarnos si no partimos en primera instancia de nosotros mismos, ya el maestro Jesús sentencio “sálvate que te salvare”. Actualmente hasta las instituciones de derechos humanos, son objeto de crítica porque sólo denuncian las violaciones de los derechos humanos cometidos por servidores públicos por uso y abuso de poder, pero no cuestionan, los valores fundamentales implícitos en el actuar de estos servidores públicos o de un ciudadano de a pie que cometió un delito horrendo, más aun cuando la vida de una nación subdesarrollada es negada por otra nación desarrollada. La crítica a un gobernante o un grupo de servidores públicos o dirigentes de organizaciones sociales no tiene sentido positivo, si no se cuestiona también, lo que teológica, política, ideo-lógicamente sostiene a ese ser humano. Entonces estamos presentes ante una temática existencial, es decir que debemos trabajar hacia el giro existencial para descolonizarnos.

Acerca de David Inca

Ver también

Machismo en Los Andes

La obligaron a firmar un documento por el cual debería pagar de manera mensual 2.000 …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *