Inicio / Acontecimientos / 25 años de Radio Pachamama: Desde las voces de las Kantutas hasta la Guerra del Gas (Parte I)

25 años de Radio Pachamama: Desde las voces de las Kantutas hasta la Guerra del Gas (Parte I)

Los 25 años transitados por Radio Pachamama, son suficientes motivos para contar una parte de la historia de El Alto, de sus problemas, sus luchas, sus sueños y las aspiraciones de miles de mujeres que buscan sostenidamente perder el miedo. Son un cuarto de siglo, que la Radio va creando condiciones para que la palabra de los excluidos y los nadies fluya sin barreras ni muros.[1].

Los años 80 y principios de los 90, Bolivia en general  y El Alto en particular vivía tiempos duros, caía un largo periodo de gobiernos dictatoriales, se iniciaba un parto complejo de recuperación de la democracia y lo más complejo, la gente experimentaba los costos de la nueva política económico neoliberal.

Son tiempos donde El Alto se transforma en receptor de nuevos asentamientos urbano-populares, que provienen de las comunidades campesinas , de los campamentos mineros y de las laderas de La Paz, provocados por las sequías en el altiplano, el proceso de relocalización y las expectativas creadas de vivir en la ciudad. Son tiempos donde se agudiza la pobreza.

Son momentos de consolidación de sus organizaciones de base como la Federación de Gremiales de El Alto[2], la Federación de Juntas Vecinales de El Alto (FEJUVE)[3] la creación de la Central Obrera Regional de El Alto (COR)[4] y conquista de la autonomía territorial de El Alto[5], Este carácter político será el sentido de la acción militante de El Alto, más adelante.

A la par de éste contexto político, empiezan a constituirse las Organizaciones No Gubernamentales (ONGs), que orientan su trabajo al apoyo y a la asistencia de sectores empobrecidos en espacios urbano-populares. Es ahí, donde nace los gérmenes de Radio Pachamama, emisora del Centro de Promoción de la Mujer Gregoria Apaza[6] ONGs, ligada al trabajo con mujeres urbano populares aymaras que viven en la ciudad de El Alto[7].

Perder el Miedo…

A poco tiempo de su creación, las Gregorias incorporan en su trabajo una primera propuesta comunicacional, para que las mujeres migrantes aymaras que viven en El Alto cuenten sus experiencias, sus reivindicaciones, sus sentimientos y su cotidianidad, como protagonistas de programas de radio popular[8]

Es ahí donde se inicia la producción del programa “La Voz de las Kantutas”[9] en formato de revista radial, con participación de mujeres de base, con una frecuencia de emisión semanal y con una duración de 15 minutos. En su primera etapa lograría ser difundida en radio San Gabriel y posteriormente por otras tres emisoras: Mendez, Chuquisaca y Avaroa[10].

Doña Panchita, integrante de las Reporteras Populares, productoras de la Voz de la Kantutas.

“A partir de 1988, y como consecuencia de la evaluación del programa ‘La Voz de las Kantutas’… se decidió dar a la propuesta un carácter más participativo…”[11]. Es en ese contexto que la producción radial pasa enteramente a conformar un Programa de Comunicación, cimientos de lo que más tarde sería la Radio Pachamama.

Primeras emisiones desde la 16 de Julio…

La Radio Pachamama se funda el 24 de Junio de 1992. Inicialmente emite en la frecuencia de 105.3 F.M. y con un alcance de 50 watts, desde y para la zona 16 de Julio, que por esos años cuenta con una población de 30 mil habitantes y con otros miles de alteños que circulaban cotidianamente en la tradicional feria de los jueves y domingos. Una de las ferias más grandes de Latinoamérica.

La experiencia de las radios populares serian los referentes para aprender: Una cabina muy pequeña, con una consola de batalla, con cintas en carretas, con discos vinilos, con una espacio pequeño donde fácilmente salías chorreando de sudor por los candentes debates y con un estudio de producción muy artesanal donde se editaban las novelas y los reportajes a plan de hojas de afeitar, que cortaban con mucha sutileza las cintas abiertas de los registros fonográficos. Toda una cirugía.

Es ahí, donde la radio acompaña a los cursos de pollerería de las mujeres, a los cientos de testimonios y denuncias de mujeres golpeadas por sus maridos, pero también, eran los canales por donde se escuchaban los alaridos de libertad. A decir del grupo de las mujeres: Las Abejas[12] que lucharon por el derechos a la recreación y la recuperación de espacios públicos para ellas y sus hijos.

Son tiempos donde los festivales son organizados a puro pulmón, donde los jóvenes son los otros grandes protagonista. Donde la música nuestra se encuentros con otros ritmos globales. Son tiempos de grandes estrellas que venia a la radio: Nuevas Raíces, Whiphala, Luis Rico, Música de Maestros. Son tiempos de colectivos diversos, como: Los Wiñay Pacha, el programa Eco Juvenil, las primeras tocadas el rock de Skoria, la CAJ, MUVESA, los Tomates Rebeldes y tantos otros.

Es la radio Pachamama antigua, que vive cotidianamente los proceso de transformación de la ciudad, trabajando a pala y picota en nuestra Plazuela El Carmen, en la arborización de las calles de las 16 de Julio y de la plaza, el desarrollo de muchas campañas de limpieza, en el acompañamiento de las personerías jurídicas de los hermanos comerciantes y en los rituales de la fiesta de la 16 de Julio, junto a la fraternidad Cullaguadas.

Son esos viejos momentos, donde las Gregorias: Beatriz (Negra) Ruiz, responsable de ésta locura, encuentra en Teresa Canaviri, la identidad de la mujer aymara urbana con diversos retos, que Teresa misma señala: que el proyecto de hacer una “Radio Alteña” queda todavía como un proceso inconcluso[13], como una tarea pendiente.

Continuara…

BIBLIOGRAFIA.

[1] Con base a documento de Quispe Villca Marco Alberto, El medio alternativo en contextos de crisis política: La Radio Pachamama en la protesta social de la ciudad de El Alto en Octubre de 2003, UMSA, 2009.

[2] Esta organización se conformó el 4 de marzo de 1971, con base a 4 organizaciones: el sindicato de comerciantes minoristas Central El Carmen, La asociación de Comerciantes Minoristas Mercachifles, el Sindicato de Comerciantes Minoristas en Patatas y Artículos de primera necesidad y la Asociación de Trabajadores Colchoneros de El Alto de La Paz, López Graciela, Las organizaciones sociales en El Alto (documento inédito), Editora Centro de Promoción de la Mujer Gregoria Apaza, El Alto – Bolivia, 2003, s/p.

[3] El 3 de Julio de 1957 el Concejo Central de Vecinos con apenas 6 barrios alteños y en 1963 se conforma la Sub-Federación Ad – Hoc de Juntas de Vecinales de El Alto de La Paz y en 1978, se organizaba el Primer Congreso de las Juntas Vecinales de El Alto, y un año más tarde, el Congreso Nacional de Juntas Vecinales, reconocería como: Federación de Juntas Vecinales de El Alto, Sandoval Godofredo, Sostres Fernanda, La ciudad prometida: pobladores y organizaciones sociales en El Alto, Editorial SISTEMA – ILDIS, La Paz – Bolivia, 1989, p. 75-94.

[4] “en 1987, constituyeron la Central Única de Trabajadores de El Alto, que sería el germen de la Central Obrera Regional…” recién reconocida por el ente matriz, en el VIII Congreso de la Central Obrera Boliviana en 1989 realizado en Oruro, en Lopez Graciela, Op. Cit. s/p.

[5] La creación de la cuarta sección de la provincia Murillo según la Ley 728 de 6 de marzo de 1985, la elevación de El Alto a rango de ciudad de acuerdo a la Ley 1014, del 26 de Septiembre de 1988

[6] “El Centro de funda en el año 1982…se funda a partir de la motivación de mujeres militantes de izquierda, preocupadas por la situación de subordinación de la población en el país y dentro de los propios partidos en un momento en que el país retornaba a la democracia y en medio de un periodo de fuerte crisis económica” Centro de Promoción de la Mujer Gregoria Apaza, Plan Estratégico 1996-2000: Tocando a las puertas del año 2000, La Paz – Bolivia, p. 21-22.

[7]A propósito en el trabajo de sistematización de los primeros 10 años del Centro Gregoria Apaza se detalla todo el proceso de intervención inicial de la ONG en la ciudad de El Alto, particularmente en el primer capítulo relacionado con el fase de despeje institucional (1983-1985) en Torrico Martha, Construyendo metodologías (una experiencia de trabajo), Editora Centro de Promoción de la Mujer Gregoria Apaza, La Paz – Bolivia, 1994, p. 21-36.

[8] Ruiz Carmen Beatriz, Perder el miedo, Revista Trama, Editora Centro de Promoción de la Mujer Gregoria Apaza, El Alto-Bolivia, 1992, p. 10.

[9] “El programa respondía a un formato tipo revista radiofónica, con entrevistas, música, sociodramas grabadas por un grupo de mujeres y acomodadas a un tema central” Ruiz Carmen Beatriz, Op. Cit. p. 15.

[10] Ruiz Carmen Beatriz, Op. Cit. p. 10.

[11] Idem, p. 22.

[12] Las Abejas era un grupo de Mujeres de la zona 16 de Julio, que lucharon por muchos años para recuperar los campos deportivos, en un largo litigio. Las conchas conocidas como la Bombonera están ubicadas por las antenas del canal 7.

[13] Radio Pachamama, Políticas de Radio Pachamama, Julio – 2003 (documento institucional). s/p.2

Acerca de Marco Alberto Quispe Villca

Periodista y miembro del Colectivo Jach'as

Ver también

DAÑO COLATERAL (PARTE 3)

DAÑO COLATERAL (PARTE 3) EL REENCUENTRO… Cae la noche sobre la ciudad, lo que aparentaba …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *